Los tapices artísticos y experimentales de Olga de la Nuez protagonizan una exposición en la Casa-Museo Antonio Padrón de Gáldar

02 mar 2017

La Casa-Museo Antonio Padrón-Centro de Arte Indigenista de Gáldar, inaugura este viernes, 3 de marzo, a las 19.00 horas, la exposición de tapices artísticos de Olga de la Nuez ‘Paisajes soñados’, una muestra del universo de formas y color que la artista ha creado a partir de la observación de la naturaleza. La muestra ha sido organizada por el citado centro dependiente de la Consejería de Cultura del Cabildo en colaboración con el Centro de Arte e Interpretación del Paisaje de Moya.

La exhibición permanecerá abierta hasta el domingo dos de abril y se enmarca dentro de la amplia programación de Marzo-Mujer que impulsa la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria en colaboración con la Consejería de Igualdad de la citada corporación insular y que tendrá por escenario distintos espacios culturales y museísticos de la Isla a lo largo del presente mes.

La muestra se puede visitar de manera gratuita de martes a domingo entre las 10.00 y las 18.00 horas y permite un recorrido visual por la pasión de Olga de la Nuez por la técnica del tapiz y del virtuosismo que ha alcanzado a la hora de convertirla en una vía para la creación artística con mayúsculas, un espacio donde en su caso conviven la tradición y la experimentación.

La artista imprime su propia personalidad en su obra. De la Nuez introduce las tiras de tela (traperas), mezclándola con materiales como la soga, el lino, las raíces, el barro o la madera, en perfecta simbiosis con las sedas y algodones y usando de base la lana elaborada en todo su proceso en su taller de Moya.

De la Nuez usa el color como vehículo expresivo del sentimiento espiritual. “Se inscribe en esa categoría de artista consciente que asume su quehacer como una meditación respecto a la propia posibilidad de la obra”, dejó apuntado sobre su creación Agustín Quevedo.

“Sus obras son ante todo, libres y sin influencias. Tienen un signo especial: aquel que impele al artista canario a permanecer en las filas de los que aman la libertad pensante y sienten la versión irrebatible de la modernidad plástica”, señaló en su momento Felo Monzón.

De la Nuez, nacida en Las Palmas de Gran Canaria, es hija adoptiva del municipio de Moya por su apuesta decidida por la cultura y el arte del municipio a través del Centro de Arte e Interpretación del Paisaje. De hecho, sus obras y tapices han plasmado de una manera única los colores y la alegría que se respiran en la Villa.

Cuando la autora de ‘Paisajes soñados’ comenzó a sentir interés por el tapiz decidió acudir a las raíces y aprendió a tejer en los telares tradicionales de las tejedoras del Barranco del Laurel. Más tarde asistió en Altea (Alicante) a un taller de alto lizo (urdimbre vertical) con una maestra finlandesa, episodio a partir del cual empezó a definirse su futuro trabajo de libre creación en el telar. También tuvo como maestros a los artistas de Barcelona Asunción Raventós, Royo y Grau Garriga, de la escuela catalana.

Además, De la Nuez entabló contacto en París con las obras de Magdalena Abakanowich, Jagoda Buic, Olga de Amaral o Sonia Delaunay, nombres importantes de la tapicería. Ha realizado ya cerca de una decena de exposiciones individuales
Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
Pieza de la exposición 'Paisajes soñados'.
Foto
La artista Olga de la Nuez.
Foto Foto