La Casa-Museo Antonio Padrón inaugura una muestra que rinde tributo a la trayectoria de reputados maestros tallistas del norte de la Isla

06 jul 2015

El consejero de Cultura del Cabildo grancanario, Carlos Ruiz, inaugura este sábado, 4 de julio, a las 20.30 horas, en la Casa Museo Antonio Padrón, Centro de Arte Indigenista (calle Drago, 2. Gáldar), la tercera edición de la muestra ‘Maza, gubia y formón', que reúne la obra de los tres artesanos Manuel Díaz, Juan José Caballero, Manuel Mateos y Juan Sosa.

La citada exposición tiene como objetivo divulgar la gran tradición que la talla artesanal mantiene en la comarca noroeste, y que también ha tenido una importante implantación en numerosos lugares de la isla de Gran Canaria, así como llamar la atención sobre los escasos estudios existentes que pongan de manifiesto otro aspecto desconocido de su dimensión: la funcionalidad cultural identitaria que esconde la labor de estos artesanos.

Una cuidada selección de trabajos de cuatro de los más notables artesanos tallistas de la zona se expone en esta tercera entrega, en la que se manifiesta tanto el impulso creador y artístico de los llamados obreros de la madera que, lamentablemente, nunca han obtenido la consideración que se merecen en el ámbito de las artes nobles.

La exposición se mantendrá abierta en la Casa Museo Antonio Padrón, Centro de Arte Indigenista, hasta el día 31 de agosto, pudiendo ser visitada, de manera gratuita, de martes a domingo, de 10.00 a 19.00 horas.

‘Maza, gubia y formón' no es una exposición más del programa expositivo de la Casa Museo Antonio Padrón, ya que desde la coherencia propone una lectura afín con los contenidos del mencionado centro dedicado a divulgar la obra y figura del creador galdense que, como buen expresionista, no fue ajeno a estas expresiones de arte popular y tampoco desconocía el mundo de los talleres carpinteros. Antonio Padrón dejó un legado corto, pero de gran interés, de tallas realizadas en madera, tanto propias como otras surgidas de la colaboración o diseños para otros tallistas, como el carpintero Pepito Domínguez o Tinito del Río, colaboradores habituales  en la obra de Padrón.

Tanto en Manuel Díaz como en Juan José Caballero, Manuel Mateos y Juan Sosa, se dan circunstancias muy similares. Proceden, en su mayoría, de familias de artesanos o de actividades relacionadas con el trabajo artesanal, como también lo fueron los canteros y forjadores. Su trabajo implica un enorme esfuerzo físico, un gran dominio de la técnica y un profundo conocimiento de los materiales. Aunque algunos tuvieron medios para completar sus estudios en Escuelas de Artes y Oficios como la  Luján Pérez, -fundamentalmente en dibujo y modelado-, será en los talleres de  carpintería y ebanistería, en los que se doten de un conocimiento técnico y la destreza que les lleva a realizar obras caracterizadas por sus acabados perfectos.

Sus modelos se basan en técnicas que se transmitían de padres a hijos, o de maestro a discípulo, manejando instrumentos muy básicos, hechos con gubias, formones, cuchillos y sierras, casi siempre realizadas en el propio entorno, que dieron forma hace ya muchas décadas, a infinidad de objetos que formaron parte de nuestros hogares o  iglesias.

LOS CUATRO ARTESANOS. Manuel Díaz Medina nació en Gáldar en los años 50. Empezó con la talla a los 13 años. Su primera pieza fue una Virgen que hizo en 1968, a la edad de 18 años, mientras trabajaba con los hermanos Osorio. Cogiendo experiencia en el arte de la escultura y otros conocimientos. Con José de Armas, escultor de Agaete, perfeccionó sus conocimientos.  Ha combinado el oficio de tallista con el de carpintero en numerosas empresas de Gáldar, Guía, Teror, Las Palmas de Gran Canaria, Lanzarote, Sáhara, País Vasco y Portugal, entre otros lugares.

Juan José Caballero Rodríguez nace en 1941 en Santa María de Guía. Sus primeros conocimientos relacionados con carpintería, construcción de instrumentos y talla en madera, se los brinda de su padre y tío Juan Germán Caballero, así como de otros reconocidos maestros carpinteros y artesanos guienses, como Aguiar. Está considerado como uno de los profesionales más cualificados en su especialidad, logrando una gran difusión de su trabajo a través de innumerables exposiciones, siempre siendo punto de referencia obligada en las mismas su amor al trabajo y su destreza en el oficio, ofreciendo en cada una de ellas su quehacer con el trabajo en vivo y en directo, lo cual ha causado en la sociedad una mejora en la apreciación de las calidades del trabajo presentado.

Manuel Mateos Ruíz nació en San Isidro de Gáldar en 1952. Su especialidad es la talla en madera. Ha presentado sus trabajos en varias exposiciones individuales, y en dos ocasiones, ha sido finalista en la Bienal de Teror (2002 y 2004).

Finalmente, Juan Sosa nació también en Gáldar en 1948. Se inicia con el tallista Fidencio Martín Sánchez cuando tenía 16 años, en un taller en la Atalaya de Guía. Aprendió modelado, talla en madera y dibujo en la Escuela Luján Pérez, siendo sus profesores Felo Monzón, Abraham Cárdenes y Cirilo Suárez. Ha realizado trabajos en la Catedral de Santa Ana, Iglesia de Caideros e Iglesia de San Lorenzo. Ha sido candidato al premio Canarias de Cultura, propuesto por el Ayuntamiento de Gáldar en 1998, y ha obtenido distintos Premios de Artesanía del Gobierno de Canarias en 1992 y 1994.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
El artesano, Juan Sosa
Foto
El artesano,Manuel Díaz
Foto
El artesano, Juan José Caballero
Foto
El artesano, Manolo Mateo