ÚLTIMA SEMANA PARA DISFRUTAR EN LA CASA-MUSEO ANTONIO PADRÓN DE GÁLDAR DE LA COLECTIVA ‘JAREANDO’

21 sep 2012

Hasta el próximo día 28 de septiembre permanece abierta en la Casa-Museo Antonio Padrón de Gáldar, adscrita a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria, que dirige Larry Álvarez, la interesante colectiva pictórica con trabajos de quince creadores titulada Jareando.

Con motivo de la celebración –hace algo más de una década- del 30º aniversario de dicho centro, el cual custodia la memoria y la obra del creador natural de Gáldar Antonio Padrón, se impulsó un encuentro de creadores a los que se propuso la reinterpretación de uno de los elementos más emblemáticos de la rica iconografía plástica de Padrón: la jarea.

Ahora, hasta el 28 de septiembre, y para culminar los actos del 40º aniversario del museo, los artistas comprometidos con esa singular causa, que también pretendía impulsar y enriquecer el legado patrimonial del centro, exhiben sus propuestas en El voladizo, espacio ubicado en el jardín del centro. La muestra puede visitarse los lunes (de 9.00 a 15.30 horas), y de martes a viernes, de 9.00 a 19.00 horas.

Unas cuarenta piezas elaboradas en chapa de madera se exponen en el marco de este proyecto en el que concurren los autores Alfonso Crujera, Ángel Sánchez, Augusto Vives, César C. García, Cristóbal Guerra, Diego Higuera, Fernando Márquez, Gabriel Ortuño, García Álvarez, José Luis Luzardo, Juan Rivas, Marta Vega, Pepe Dámaso, Raúl Mendoza y Sira Ascanio.

UN ELEMENTO REPETIDO

La técnica ancestral de jarear el pescado fue fuente de inspiración para Antonio Padrón, que halló en esta costumbre – ya casi extinguida – el argumento de parte de su obra. Durante el desarrollo de este proyecto artístico puesto en marcha por la Casa-Museo Antonio Padrón, su patio se transformó en un peculiar y atípico secadero ocupado por artitas que plasmaron en las delicadas tablas sus particulares visiones del jareado.

La figura de los pescados secándose al sol de la isla constituye un elemento revelador del contexto isleño del pintor Antonio Padrón, como lo fueron animales y plantas singulares como la cabra o la aulaga.

Como señala María Victoria Padrón Martinón en su trabajo de dos tomos dedicado al artista galdense y publicado por el Cabildo grancanario en 1986, “otro elemento, susceptible de geometrización en la obra del artista, fue la jarea. A diferencia de los otros motivos, nos lleva a la unión del hombre con el mar”, espacio que Padrón divisaba en sus frecuentes paseos por la costa de Sardina y El Agujero. “Formando parte de un bodegón o como manjar dispuesto en la cena, la jarea expresa una ocupación de canarios dedicados a la pesca y, por tanto, un elemento vinculado a las islas”, señala Martinón. Así, el pintor consiguió extraer de sus vivencias tantos las preocupaciones como las esperanzas, valiéndose de la forma, para destacar el sentido de ensoñación que despierta el mar en todos los seres isleños.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto