LA CASA MUSEO ANTONIO PADRÓN RESCATA LAS VIVENCIAS DE LA POBLACIÓN DE GÁLDAR QUE PARTICIPÓ EN EL RODAJE DE LA PELÍCULA ‘TIRMA’

01 abr 2011

La Casa Museo Antonio Padrón inauguró hoy la exposición ‘Tirma en Gáldar’, una propuesta sobre la memoria histórica de la población galdense que vivió y participó a comienzos de la década de los cincuenta en la película hispano-italiana ‘Tirma’, cuyo rodaje en varias localizaciones de la Isla supuso todo un acontecimiento para la vida de la población grancanaria de la época.

La muestra -que se podrá visitar hasta el día 30 de abril- ha sido organizada por el mencionado centro museístico, dependiente de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo grancanario, en colaboración con el Ayuntamiento de Gáldar. Su propósito es rescatar testimonios y vivencias de las personas que intervinieron en el rodaje como extras y figurantes. Al mismo tiempo, pretende reconocer y poner en valor el trabajo de los artistas canarios que participaron en la producción, en concreto, el escritor Juan del Río Ayala, autor del texto teatral en el que se basó el guión del film, y Sergio Calvo González y Carlos Morón, artistas responsables de la escenografía y decorados.

La exposición propone un recorrido a la época en la que se creó la película a través del material relacionado con su producción, es decir, fotografías, libros, maquetas y cartelería. También ofrece vídeos que reproducen entrevistas en las que los galdenses relatan sus vivencias y recuerdos del rodaje. Entre otras localizaciones, el film se rodó en el yacimiento de la Necrópolis La Guancha, en Gáldar, en la playa de El Risco, en Tamadaba y en Ansite, entre otras.

Bajo el título original ‘Tirma, la Princessa delle Canari’, esta película, estrenada en 1954, la protagonizaron Silvana Pampanini, Gustavo Rojo, Marcello Mastroianni y Jose María Lado, bajo la dirección de Paolo Moffa. Su rodaje supuso todo un impacto para la población en la Isla, teniendo en cuenta que se trató de una gran superproducción que requirió un gran despliegue de medios técnicos y humanos en una época en la que Canarias y el resto de España vivía en plena Dictadura militar y con enormes dificultades económicas y sociales.

Desde esa perspectiva, la llegada a Gran Canaria del equipo de actores, actrices, personal técnico, equipo de dirección, etcétera, generó mucha expectación y una gran agitación social. A título anecdótico, uno de los testimonios recogidos en esta muestra es el de una mujer, vecina de Gáldar, que comenta el impacto que supuso para ella ver, por primera vez en su vida, un conocido refresco de cola, que era la bebida que tomaban los actores y actrices en el rodaje, cuando entonces aquellas botellas representaban todo un lujo para la población.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto