ENTREVISTA A JOSÉ COYOTE, ARTISTA: “PARA UN FOTÓGRAFO, UNA CÁMARA ES LO MISMO QUE EL CINCEL DEL ESCULTOR O EL PINCEL DEL PINTOR”

01 ago 2011

ENTREVISTA A JOSÉ COYOTE, ARTISTA

El creador José Hernández Artiles, conocido como José Coyote,  imparte este mes de agosto, por cuarto año consecutivo, en la Casa-Museo Antonio Padrón de Gáldar que gestiona el Cabildo de Gran Canaria, un taller de fotografía digital. Coyote es un artista multimedia que a finales de los años 80 comienza a trabajar en el mundo de la imagen, pasando por la empresa pública y privada, hasta que en los 90 monta su propia empresa, La Camarógrafa. Durante estos años ha trabajado la fotografía, el vídeo, la publicidad, la decoración, la iluminación, la realidad virtual, la infografía, la web, el multimedia.

El artista ha realizado durante estos años documentales en Canarias y América del Sur, publicidad y videocreaciones que han pasado por selecciones oficiales en diversos festivales, programas como Metrópolis, exposiciones en Arco, en Madrid, y el CAAM, entre otros espacios. Ha realizado infografías, fotografías y vídeos que han sido galardonados en América y Europa. Ha sido además profesor y monitor de cursos relacionados con la imagen para empresas públicas y privadas, desde universidades hasta academias.  En la actualidad, combina la enseñanza con la actividad profesional y artística.

- Imparte este mes de agosto en la Casa-Museo Antonio Padrón, de Gáldar, un taller de fotografía digital, con una buena participación de público. ¿Qué propuesta formativa ofrece en sus cursos y talleres?

- Aprender a leer y a escribir con imágenes, conocer el manejo de la cámara y el revelado digital en este caso, buscar la luz que tenemos dentro para sacarla fuera. El taller de este verano gira en torno al movimiento desde una perspectiva de la fotografía de las primeras vanguardias, en concreto del pictorialismo y el grupo f64, haciendo hincapié en la previsualización. También nos moveremos por la pintura desde la fotografía, viendo diferentes interpretaciones de la luz que realizaron los pintores Soroya, el Greco y Antonio Padrón. La Rama nos servirá de trabajo de campo.

- ¿Es necesario conocer las premisas técnicas para crear imágenes de cierta calidad?

- Sí, una cámara para un fotógrafo es como un pincel para un pintor o un cincel para un escultor. Hay que conocer las herramientas y las técnicas para saber qué queremos decir y cómo lo decimos, incluyendo el ordenador para revelar. Escribir con luz tiene unas premisas también de composición que van al 50% con el manejo que son tan técnicas como el manual de instrucciones de la cámara y que combinan aspectos de la percepción con la psicología y la neurología, un código de abstracción que nació cuando soplamos pigmentos sobre las manos y los dejamos escritos en las piedras, continuó con la pintura y la escultura, y sigue caminando formando nuevos lenguajes combinando técnica con creatividad en el mundo digital. Si tienes algo que decir, hay que saber cómo decirlo, ahí nace la técnica en sus dos caminos, uno concreto y otro abstracto.

- La industria audiovisual experimenta un proceso de transformación a medida que va creciendo el uso de Internet en todo el mundo y también por la democratización de los medios de producción audiovisual. ¿Hacia dónde se dirige el sector audiovisual en un futuro próximo?

- Tras la concentración de la producción audiovisual en pocas manos a principios de milenio y habernos gozado la crisis antes de tiempo, el mercado se ha ido estabilizando y saneando de noveleros. Una vez entren en crisis las redes sociales nacerán otras circunstancias híbridas cuando la caja tonta deje de ser tonta y haya democracia real en los medios de transmisión, cosa que internet tiene. Vienen nuevos tiempos menos alienados, con ofertas y demandas a la medida, más plurales.

- ¿Qué oportunidades podrían tener los residentes en las Islas que actualmente quieren producir y difundir sus obras audiovisuales?

- Creo que los canales actuales del sistema son suficientes, no gastaría un euro en promoción ni en producción si no hay rentabilidad. Hoy en día si quieres presentarte a los Óscars, al Sundance, al Festival do Minuto o a lo que se te ocurra que hagan en la esquina de Las Canteras no hace falta dinero si produces tu mismo. Otra cosa es que hablemos de las escuelas de imagen, los talleres, cursos, como motores para la producción de obras experimentales. Creo que ahí la combinación de experiencias es interesante para crear un caldo de cultivo que tenga continuidad. A nivel empresarial afilaría mejor el mecenazgo mirando a América desde la empresa privada, no pública. No me parece correcto que se destine dinero público a producciones privadas y cuando éstas son rentables no revierta en el ámbito público. Tampoco me parece correcto conceder subvenciones a fondo perdido a obras en las que la profesionalidad es escasa y la rentabilidad nula. Esto mejor en la escuela, ahí si hay rentabilidad.

- ¿Hay en Canarias una cantera de creadores audiovisuales?

- La misma que puede haber en cualquier lugar de la Aldea global que la que vivimos. En Canarias, desde que se institucionalizó el mundo del arte tras la ebullición de los 80 y 90, la cosa se mueve poco en cuanto a cantera; la gente hace mucho banquillo de subvenciones y creo que ese no es el camino, hay que hacer industria desde el trabajo y no desde los festivales. La cantera se formaría mejor haciendo obras comerciales que jugando a cortos de artista buscando premios. Así seríamos más productivos y competitivos a la hora de hacer obras más complejas.

- ¿Cuáles son los elementos diferenciadores que le definen como artista?

- Supongo que la percepción de la realidad desde fuera y desde dentro, la visión de la luz y la abstracción para hacer alquimia y convertir las piedras en agua y que fluya lo inmóvil. Me diferencia lo mismo que me une a cualquiera que tenga imaginación y la practique: las ideas.

- ¿Dónde encuentra la belleza de lo cotidiano a la hora de crear imágenes?

- En el encuentro de la luz con la materia, en el baile de las formas en cada instante, en sentir que cada momento es irrepetible y por eso es bello, si lo contemplas con los ojos desnudos.

- ¿En el campo de la fotografía, ¿qué prefiere el blanco y negro o el color?

- El blanco y negro me llena más, porque transmite más sensaciones e impulsos, por ser irreal y a la vez cierto; por ser un diálogo con la luz que necesita una previsualización más coherente y ordenada, tal y como decía el maestro Ansel Adams. La fotografía la entiendo como un diálogo a tres luces de un instante, la que inunda la realidad, la que transformo en tiempo y apertura con la cámara, y la que revelo a los demás cuando proceso, llevando la percepción, la pasión, el sentimiento que tuve cuando la vi, la sentí y la previsualicé.

-  ¿Qué consejo daría a las personas interesadas en el campo de la imagen y buscan su estilo propio y diferenciarse de los demás?

- Que sean coherentes, que estudien a los maestros de la pintura, la fotografía, la escultura y el cine. A partir de aquí, entren en la memoria colectiva y vean si hay un hueco para ellos; quizás ahí encuentren un camino. Y, por supuesto, una sólida formación en la técnica.

- ¿Cuáles son las creaciones de las que se siente más orgulloso?

- Por juventud y por ser la primera experimental, A vista de perro, un guión del 83 que resolví en el 89 con travelling prestado del aeropuerto que llevaba el número 13 (el carrito) con el que hice las veces de perro de la plaza de Santa Ana paseando por el casco antiguo. Por madurez, El Árbol de la Luz, una fotografía que acabará moviéndose tras caer y levantarse. Ambas son en blanco y negro. De clientes, me quedo con casi todas en las que pude crear.

- ¿De dónde procede su nombre artístico de Coyote?

- De México, en los ochenta en tiempos de la Movida tenía varios apodos, y este fue el que más me gustó y lo adopté. Nació por un interés muy grande por las culturas previas a la colonización del Nuevo Mundo, del cual Canarias fue la cabeza de puente; por el estudio de los códices y escrituras antiguas, interés que sigo teniendo hoy en día. Me gustan Los libros de palabras, allí es donde están los significados, como una vez me dijo un indio en los Andes, aunque me dedique a escribir con imágenes.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto