EL PLENO DEL CABILDO DE GRAN CANARIA APRUEBA LA PARTIDA NECESARIA PARA COMPRAR UN LOCAL ANEXO AL MUSEO ANTONIO PADRÓN, EN GÁLDAR

28 sep 2012

El pleno del Cabildo de Gran Canaria ha aprobado este viernes por unanimidad una partida de 250.132,18 euros para la adquisición, tras varios intentos fallidos, de un local anexo a la Casa-Museo Antonio Padrón, en Gáldar, para su futura ampliación, cumpliendo así con una antigua aspiración social y de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural, propietaria del citado centro museístico.

El inmueble que adquirirá el Cabildo pertenece en la actualidad a La Caja de Canarias (Bankia) y su compra viene avalada por una serie de informes que ponen de manifiesto la “necesidad” de ampliar el museo, tanto por motivos de legalidad como socio-culturales.

Así, las actuales condiciones del centro dificultan el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y de la normativa en materia de accesibilidad, según los informes.

Al mismo tiempo, en las actuales instalaciones, la obra Antonio Padrón “se expone al público con quiebra de los principios museológicos, dado que todos sus cuadros se ubican de manera masificada, sin que puedan respirar libremente, lo que ha sido objeto de queja continuada por sus visitantes”, advierten los técnicos de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural, impulsora del expediente.

Pese a su contrastada necesidad, el proceso para la adquisición de este anexo, vieja aspiración del Cabildo grancanario por cuanto resulta esencial para la futura ampliación de la Casa-Museo y, por tanto, para su plena adaptación a la normativa vigente, no ha sido fácil.

Finalmente, y ante la sucesión de una serie de hechos, hace unos años se aceleraron los trámites para la compra de este local contiguo. El 2 de febrero de 2009, la entonces consejera de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural, Luz Caballero, solicitó al responsable insular de Patrimonio fondos para la adquisición del mismo.

Meses más tarde, se emitía un informe pericial dando luz verde a la operación y se realizaban las primeras gestiones con La Caja de Canarias, las cuales no dieron los resultados esperados.

Con la llegada del actual consejero de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural, Larry Álvarez, se retomaron las negociaciones, permitiendo, ahora sí, la compra del edificio.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto