EL PADRÓN MÁS INSÓLITO VUELVE A CASA CON “SAN JUAN EN PATMOS”

11 dic 2012

La Casa-Museo Antonio Padrón, centro adscrito al Cabildo de Gran Canaria a través de la Consejería de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos, que dirige Larry Álvarez, incorpora a su patrimonio un interesante cuadro del pintor galdense, “San Juan en Patmos”, cedido por la Obra Social de La Caja de Canarias.

El contenido de la pieza dista mucho del indigenismo característico de Padrón. De hecho, reviste especial interés para el Museo, precisamente, por pertenecer a un período poco conocido de la trayectoria del artista: su época de estudiante, en la que trabajaba de forma “más dulce”, con pinceladas “más delicadas” y contornos “redondeados”, según el informe técnico.

Tras agradecer a La Obra Social la entrega del cuadro, Larry Álvarez anunció que “desde hoy mismo, puede ser admirado por los visitantes de esta Casa-Museo, uno de los centros culturales de referencia del norte grancanario y por el que desde el Cabildo estamos apostando fuertemente”. En ese sentido, el consejero recordó el espaldarazo que, para la futura ampliación del Museo, ha supuesto la reciente adquisición de un inmueble anexo por parte de la Corporación Insular.

DESCRIPCIÓN. Como revela su título, la obra, un óleo pintado sobre lienzo (1,42 x 1,08 metros) entre 1944 y 1949, retrata a un San Juan exiliado a la isla de Patmos por el emperador Domiciano. Como es habitual en la iconografía del santo, éste aparece joven, imberbe y con cabellos largos, símbolos de juventud y virginidad, y en postura meditabunda.

En la orilla de la isla se encuentra un águila (animal que se asocia a San Juan) con las alas desplegadas. Delante, una mujer al servicio del diablo roba el tintero al apóstol, con el objetivo, según la leyenda, de impedirle escribir el Apocalipsis.
 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto